Me llamo Ana y me encantaría contaros que esto surgió de un viaje, pero fue algo que surgió de manera espontánea y que además no pensé que fuera a llegar tan lejos. Adoro el chocolate, cocinar y las cosas bonitas. Así fue como nació “En el bote”.

Este proyecto es para los que cocinan mucho o para los que no, pero disfrutan del resultado; para los “salados” que siempre tienen hueco para el dulce o para los golosos que después de cada comida necesitan “ese algo”; para los que son de té o de alguna de las variantes del café; para los que tienen tiempo o para los que buscan atajos temporales; pero ante todo, es para aquellos que disfrutan de las cosas sencillas.

 

¡Gracias por pasarte y hacerlo posible!