La receta de brownie más fácil del mundo

Volver al inicio

El brownie es uno de los postres más famosos del mundo. No creo que haya alguien que no lo conozca, y apostaría lo que fuera que casi todo el mundo lo ha probado alguna vez. Lo encontrarás en la mayoría de los restaurantes a los que vayas, y hay mil versiones de brownie: chocolate blanco, con nueces y sin ellas, con oreo, con caramelo e incluso con pistachos.

¿Pero sabes cómo se hace? ¿Te gustaría prepararlo en casa pero no tienes tiempo?

En este artículo te voy a explicar cómo hacer una receta fácil de brownie. Pero antes de empezar, ¿sabes cómo y cuándo se inventó el brownie?

Orígenes del brownie

Se dicen muchas cosas, y la cantidad de historias que hay detrás son infinitas, pero el brownie es un postre que, como mucho otros, surgió por error. Concretamente en Boston, EE.UU. Ahora que ya sabes de dónde viene pero, ¿te has planteado su nombre? Se llama así por su color, podríamos traducirlo como «marroncito», pero casi que nos quedamos con el nombre que ya sabíamos, ¿no?

Ahora sí, ¡vamos con la receta de brownie!

Receta fácil de brownie

¿Qué me dices si te digo que para hacerlo no necesitas una receta de brownie? No tienes ni que ir a comprar los ingredientes uno a uno, ni pesar las cantidades. Con estos botes sólo necesitarás huevos y mantequilla (y papel vegetal si no quieres que se te pegue).

Botes para brownie de chocolate

 

Ingredientes

Para esta receta de brownie, no necesitas una larga lista de ingredientes. Te basta con:

Receta de brownie de chocolate

Es muy sencillo. Lo primero que tienes que hacer es elegir el tamaño de tu bote de brownie, ya que dependiendo del mismo las cantidades de huevos y mantequilla varían. El bote grande es para unas 10-14 raciones y el pequeño para unas 6-8.

Pasos para una receta de brownie fácil

1. Encender el horno a 180ºC. Con que esté 10 minutos antes de que lo metáis encendido es suficiente, si consideras que vas a tardar más en hacer la masa esperad a encenderlo.

2. Batid los huevos y poned a derretir la mantequilla. Para derretir la mantequilla lo mejor es al baño maría, queda mucho mejor, si os da pereza, al microondas, en intervalos de 30 segundos para evitar que se os queme.

3. Cuando se haya enfriado un poco la mantequilla la añadís a los huevos batidos y removed hasta que se unifique.

 

4. Volcad todo el mix de brownie que está en el bote y removed hasta que quede una masa uniforme. Si quieres un brownie con nueces este es el momento de añadirlas, coges un puñado y las partes un poco con las manos y vuelves a remover un poco.

 

5. Una vez tengas ya la masa, vamos con el molde. Lo mejor es que sea cuadrado o rectangular, los redondos no son propios de una receta de brownie.

El brownie no se hincha mucho así que ten en cuenta que quedará prácticamente de la altura de la masa que pongas. La altura aconsejada es dos-tres dedos, así que da para un molde grande.

6. Pon papel vegetal en el molde, echa la masa de brownie y la repartes para que quede de la manera más igualada posible en el molde.

7. Mételo al horno durante 15 minutos aproximadamente, déjalo enfriar y luego desmolda.

8. El toque final, corta en trozos tu brownie y si eres de los que no tiene suficiente, añade una bola de helado encima, el que se añade normalmente es el de vainilla.

 

¡Ojo! El punto de horno

Da igual que tengas una receta fácil de brownie si no tienes en cuenta el punto del horno. Una de las cosas más importantes es el punto de cocción.

Esto es una cuestión de gusto pero es verdad que la mayoría lo prefiere un poco deshecho. La auténtica receta de brownie es como un bizcocho un poco deshecho.

Te dejo 3 puntos de horno para que elijas el que tú prefieras:

Punto de horno: hecho

Si quieres que te quede totalmente hecho, tendrás que dejarlo más de 15 minutos e ir controlando. Cuando veas que ya está hecho por fuera pinchas con un cubierto y tiene que salir totalmente limpio, sino todavía tienes que dejarlo un poco más.

Como puedes ver en la foto, hay dos «capas», la de abajo se ha quedado más bizcocho y la de arriba está un poco más jugosa y deshecha, si lo dejas un par de minutos más la parte de arriba la tendrás exactamente como la inferior.

No te aconsejo pasar de esto que ves en la foto, así lo encontrarás más sabroso.

Punto de horno: al punto

Para hacerlo en su punto (o medio deshecho) tienes que controlarlo mucho. Cuando pinches en el centro tiene que salir con un poco de masa medio hecha y cuando lo hagas por los bordes tiene que salir completamente limpio.

No sé si se aprecia bien la diferencia entre este punto y el anterior, pero aquí todo el brownie es como la capa superior de la anterior foto. Este punto es el más común.

Además, la foto se hizo bastantes horas después de sacarlo del horno, si lo sacas y enseguida cortas te saldrá más derretido.

 

Punto de horno: deshecho

Si eres de los que quieres que quede más bien líquido, cuando veas que la masa por arriba está hecha y muevas el recipiente y por el centro se mueva, ya lo tienes. Probablemente no tengas que esperar ni 15 minutos para tenerlo listo. Creo que si miras la foto no hace falta decir nada más ¿no?

Ahora… ¡Manos a la obra y a disfrutar! 🙂

¿Te ha parecido una receta de brownie fácil? ¿Te atreves a hacerla en casa? ¡Aquí te dejo los botes de brownie para que lo disfrutes con los tuyos!

 

Volver al inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *